Nataraj Express

Journey to the Self


Leave a comment

Sintiendo

Llevo unos días con una sensación sobrecogedora en el cuerpo y en el corazón. Por diferentes motivos, por diferentes historias y personas. Algunas cerca, algunas lejos. Por aquellos que amo y por aquellos que ni siquiera conozco, pero siento parte de mí.
.
Las lágrimas brotan sin cesar, mis emociones están revueltas, pero mi mente está clara y serena. La oportunidad perfecta para observar lo que me ocurre mientras me dejo sentir. Mientras me dejo ser en el momento. Mientras me permito sufrir un instante por aquello que me duele. Mientras me permito ser vehículo de dolor y lecciones aprendidas.
.
Siempre he creído que si algo te hace sufrir, no es una tontería, por pequeña o grande que sea la razón, tenemos derecho a sentir dolor, a pasar un tiempo de duelo con y por nosotros mismos, y más importante, estando verdaderamente EN nosotros mismos, en el momento presente.
.
La vida me va dejando claras ciertas cosas, y una de ellas es la gran necesidad de darnos permiso a sentir lo que estemos sintiendo. Sea lo que sea, tenemos derecho a dejarlo nacer, vivir y transformarse. Porque lo que todos sabemos, es que nada dura para siempre, ni siquiera ese dolor, ni ese sufrimiento, que sentiremos con nosotros un pequeño instante en la eternidad del tiempo.
.
La transmutación real sólo ocurre una vez vividos y sentidos todos los estadios. La increíble alquimia del corazón. Que se rompa en tantos pedazos que sólo la luz y el amor puedan mantenerlo unido y en constante cambio y crecimiento.
.


Leave a comment

Fluyendo siempre

Me encanta hacer formas con mi cuerpo, jugar con el equilibrio, la respiración, el vaivén del momento que nunca se detiene.

Vivimos la vida entre lo que imaginamos que será y entre lo que recordamos que fue; y mientras tanto ella sigue gota a gota llenando ese vacío del que tanto huimos.

Allí, en el instante mismo, viviendo, bebiendo la vida, es donde me gusta estar.

Y si no puedo hacerlo estando de pie porque mi mente salta de un lugar a otro intentando controlar un universo casi imaginado, debo ponerme a veces boca abajo sobre las manos para recordar que si no estoy presente, me caeré…

Fluyendo siempre.


Leave a comment

Dejar ir

Las partes de nosotros mismos que ignoramos aún sabiendo que existen, no desaparecen. Nada desaparece realmente, sólo se transforma…

Si somos capaces de comprender esta información a través de la experiencia encarnada, en realidad ya no nos harían falta ciertos métodos y herramientas que en algún momento del camino nos fueron útiles.

Agradecida a la innata capacidad humana de poder ver, percibir, conocer, experimentar, saber y luego decidir. Pero sólo si nos tomamos el tiempo y nos damos permiso para seguir siendo en constante cambio y movimiento. La lección está en saber usar lo que tenemos sabiamente, y dejarlo ir cuando su propósito se ha cumplido. Perder esa parte de nosotros mismos, es entender que nuestra identidad estaba atada a unos parámetros externos, superpuestos a nuestras creencias internas.

Dejar ir… La eterna lección.


Leave a comment

Una respiración más

En el proceso de ser, me pregunto, qué debo hacer?
.
Y allí está la trampa… Hacer, hacer, hacer.
.
Cuando me encuentro frente a frente con el vacío de no saber cómo avanzar, ni cómo estar quieta, volver a mi respiración es lo que me salva.
.
Esos breves instantes en los cuales me concentro en inhalar y exhalar, crean un abismo de silencio interior, que no me da miedo. Me propone un espacio en el que crear desde el centro de mí misma.
.
Y respiro… Y dejo ir de la idea de tener que estar haciendo algo todo el tiempo para sentirme digna de esta existencia.
.
La vida es así, con sus ciclos. Unas veces sabemos qué queremos, y cómo conseguirlo. Otras veces, debemos nadar en lo desconocido. Ser valientes y aguantar en la oscuridad, que al fin y al cabo es la misma que nutre la
semilla bajo tierra.

.

Ser. Nada más por una inhalación. Nada más por otra exhalación. Y al abrir los ojos, en un ‘ahora’ de algún tiempo, puede que tengamos la respuesta que buscábamos, o puede que no necesitemos buscar más.
.
Ser. Una respiración más.