Nataraj Express

Journey to the Self

Respira… y luego muévete. 

Leave a comment

  
•La respiración precede al movimiento.• 
Esta es una de las mayores lecciones que las asanas de yoga me han enseñado con el tiempo. No es que nosotros nos movamos y según la postura respiramos, es al contrario… La respiración es la que nos guía mientras se abre paso por los recovecos de nuestras venas, de nuestra piel, de nuestros nervios. A la vez que el prana (energía vital que existe en TODO y por lo que todo tiene ‘vida’) y el citta (traduciré como ‘información’) tiene oportunidad de llenarnos y ponernos en marcha física, emocional y energéticamente. Cuando vas a una clase de yoga puede que no haya demasiado tiempo para notar esta pequeña diferencia. Por eso es tan importante pasar tiempo a solas en casa o en un lugar tranquilo donde poder observar la respiración.

••••••••••••••••••••••••••••••

Yo recomiendo a todos mis alumnos que hagan lo siguiente: ✨Simplemente cerrad los ojos y comenzad a respirar. ✨Observad por dónde se mueve el aliento vital, qué zonas parecen más tensas, y llevad conscientemente la respiración a esas zonas… ✨Poco a poco, dejaos llevar por algún movimiento ondulante (puede que empezando por dedos, manos, muñecas, brazos…). ✨Id moviendo cada parte que sintais, respirando, observando… 

••••••••••••••••••••••••••••••••

Contadme si notais alguna diferencia; si es más fácil encontrar la alineación correcta en las asanas a través de la respiración; si os ha parecido más difícil… Recordemos que sólo se está practicando verdaderamente yoga asana cuando la postura no nos crea ninguna tensión y podemos respirar largo y profundo cómodamente. Si no, no es yoga asana. Será acrobacia, gimnasia, otra cosa… 

••••••••••••••••••••••••••••••••

“Āsana significa mantener el cuerpo en una postura particular con bhāvanā, el pensamiento de que Dios está en tu interior. El āsana ha de mantenerse con firmeza o sthira para que esa divinidad no se tambalee. Āsana jaya o la conquista del āsana llega cuando cesa el esfuerzo y se asienta la estabilidad. La estabilidad trae consigo el estado de sukhatā o beatitud. Un asana mantenida en ese estado ya no es realizada por el cuerpo físico o fisiológico, sino por el Sí-mismo interior. En este estado el cuerpo ha sido conquistado, las dualidades han desaparecido y se ha logrado la unión del cuerpo, la mente y el alma.

El cuerpo y la mente están interrelacionados y son interdependientes. Si existe cualquier trastorno en el cuerpo, la mente se ve alterada y viceversa. En el yoga, el cuerpo y la mente se cultivan mediante un proceso constante de práctica de āsanas para evitar cualquier trastorno en su funcionamiento. Esta práctica proporciona salud, equilibrio, movilidad e inmunidad a las enfermedades.

En el dominio de las posturas yóguicas reside el secreto de la conquista del cuerpo: mediante este paso básico el sādhaka (practicante) es conducido al plano espiritual y hacia la realización del Sí-mismo.” Geeta S. Iyengar.

••••••••••••••••••••••••••••••••

Author: Danah Blanco (Nataraj Express)

Yoga Teacher~Dive Master~Art Historian

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s