El camino es el camino

El tiempo no pasa, somos nosotros los que caminamos por el sendero del presente eterno.

.

Siempre pienso que el Yoga es para todos, pero en realidad, es para aquellos que de verdad quieran descubrirse a sí mismos completamente. Sin esconder nada. Sin huir de nada. Abrazando cada rincón más aislado de nuestro ser. Aunándolo todo bajo un velo de claridad.

.

Cuando practicamos Yoga, no sólo lo hacemos en esa hora semanal que vamos a clase, o lo que hacemos en nuestra práctica diaria de mover el cuerpo, respirar, rezar o contemplar y meditar. Practicamos Yoga en cada instante de nuestra existencia. Cada respiración. Observamos nuestra postura, nuestros sentimientos, nuestros condicionamientos, patrones. Y observamos aún con más ahínco nuestra mente, nuestros pensamientos. Por qué pienso esto? Por qué creo esto? De dónde viene esta reacción? Puedo quedarme aquí abierta a la posibilidad? Puedo simplemente ser? Estar aquí presente? Aceptar?

.

No es un camino fácil. Pero no puedo pensar en ninguna otra opción que ser yo misma, y para ello, conocer plenamente quién soy. El camino del auto-descubrimiento es eterno. Si te quieres embarcar en él, es para ti. El sentir esa necesidad de búsqueda, ese anhelo de verdadero saber universal del Ser.

.

La búsqueda es sólo el comienzo. El entender, comprehender con cada célula de nuestro ser que no hay nada que buscar, es el verdadero descubrimiento.

.

El camino, es el camino.